El día 09 a las 21:00 en el Camp Nou Barcelona v Villarreal

A pesar de la tarjeta roja de Sergi Roberto y de un gol de Gareth Bale, el récord de imbatibilidad del Barcelona en la liga no se ha visto afectado por el Clásico y ahora sólo le quedan tres partidos por disputar para completar la temporada sin perder en La Liga. Este es quizás el más duro de ellos contra un Villarreal que está luchando por un lugar en Europa.

No sólo es difícil por la oposición, sino también porque llega sólo tres días después del choque contra el Real Madrid, que fue tan intenso como siempre y en el que el Barça luchó con 10 hombres durante toda la segunda mitad. Es casi seguro que Ernesto Valverde rotará un poco aquí, pero las dudas aún persisten sobre muchos de sus jugadores de apoyo, por lo que sin duda juega un poco a favor de los visitantes.

El Villarreal ha tenido una temporada mixta en muchos aspectos y esperaba ya haber reservado su plaza en la Europa League. La victoria aquí lo garantizaría, pero estarán ansiosos por terminar en los puestos de pase directo a Europa League y evitar un comienzo temprano de la próxima temporada por las rondas clasificatorias de esa competición.

El Villarreal, por su parte, tiene la costumbre de elevar su nivel de juego frente a los grandes clubes, pero hay motivos para pensar que podría ser un partido complicado para el Barcelona. Ya han ganado a domicilio tanto al Real Madrid como al Valencia esta temporada, mientras que también han sumado 4 puntos al Atlético de Madrid. Completaron un doblete de liga sobre Valencia el sábado, así que se dirigen a este partido después de haber ganado 4 de sus 6 partidos contra los cuatro primeros de la temporada.

Villarreal también están en buena forma en general. Han ganado sus últimos 3 partidos y 5 de los últimos 8, y están jugando tan bien como lo han hecho durante toda la temporada. Carlos Bacca ha estado en buena forma delante de la portería, mientras que se han asentado un poco más en otras zonas de la cancha.

Picks para el partido

Villarreal +1.75 Handicap Asiático

No es de extrañar que Barcelona siga siendo la gran favorita para el partido. Si Messi está que arde y juega como lo hizo en la final de la Copa del Rey y en los partidos contra el Depor, todavía podría tener demasiada clase para el Villarreal, pero en realidad muy pocas veces ha llegado a esas alturas este año. El cansancio también puede ser un factor a tener en cuenta en este caso, y frente a un equipo que quiere demostrar una vez más que puede mezclarse con los grandes, tiene el potencial de ser un partido difícil para los catalanes.